Moonlight
Siempre serás parte del brillo de mis ojos, que una vez brillaron por ilusión y otras inundados por las lágrimas. Quédate en mi memoria hasta el día en que ya no pueda recordar…

imagen

Y he aprendido que aquello que no fue para mi, simplemente es porque no tenía que serlo y que mientras intentaba desafiar al destino, estaba abandonando y descalificando lo que mi suerte ya me había deparado. Y ahora que el tiempo ha pasado, la magia ha sido enfrascada y guardada bajo llave… es retenida por los muros de la lógica y de la razón que aplacan la impaciencia por lo indebido. La magia no desaparece, sólo se oculta para poder llevar una vida normal.

Son esos momentos en el que el adiós suena tan cercano que prefieres cambiarlo por un “hasta mañana”

Y mientras las personas buscan su destino  y encuentran puertas, yo me choco con los cristales de la ventana. Suena la música celta, mis pulmones se encharcan de humo negro y mi corazón alberga la rabia de saber que sin serlo me siento nada. La alegría hacia los afortunados y el autocastigo para tu propio cuerpo que hoy te pide soledad, tranquilidad… porque la lucha continua y algún día tu también serás capaz de lograrlo. Porque las guerras se ganan día a día y hoy mi parte oscura gana la batalla… pero mañana volveré a intentarlo, reinventando de nuevo mis ganas por demostrar que puedo, que valgo… que no quiero vivir esclavizada por un momento y época. Porque aunque hoy siento que siempre soy yo la que fracaso, el fracaso sólo se invento para los cobardes y yo no pienso rendirme. La rendición es la muerte de los sueños y yo seguiré creando en mi cabeza esos mundos llenos de ilusión dónde la realidad es menos real si la guía el corazón, dónde los problemas son menos problemas si unos brazos te rodean o si el café te recorre la garganta y te calienta, dónde lo más pequeño te reconforta.

Hoy mi soporte es la fuerza de la música celta, música que me inspira a la bipolaridad… a la paz y a la guerra. 

Brindemos hoy por los que consiguen sus sueños, que el corazón baile por ellos y volvamos a plantar la esperanza de que un día estarás como ellos.

No consiste en oír, hay que escuchar

no se trata de ver, sino de observar

y es que entre versos y besos no hay diferencia tal

si es que con mis palabras te logro besar.

Caminé por todas las calles que me inundaban de recuerdos… busqué en cada persona, pero no encontré la verdad que sólo tus ojos me dejaban ver.

En la mañana luces cómo si fueras efímero, como irreal ante la luz de mis ojos… mientes tan bien…

No la conocí pero me basta con saber que la querían, que sufrirán por su ausencia, que la van a extrañar… que deja un montón de sonrisas vividas y muchas lágrimas por venir… pero siga aquí, cada noche es una nueva oportunidad para que su recuerdo llene la mente de aquellos que a pesar de las barreras de la distancia, del tiempo, de lo efímero, de lo incomprensible… la siguen queriendo abrazar. 

Y en mi realidad venzo a los sueños… ya no queda nada… y va a ser mio!